jueves, 28 de mayo de 2009

Textos copiados del Blog Ácratas (*) "ILEGITIMIDAD ELECTORAL"

Textos copiados del Blog Ácratas (*)

"ILEGITIMIDAD ELECTORAL"

La abstención generalizada plantea un problema cuya naturaleza, conocida por la ciencia política, suele ser desconocida por las creencias de la mayor parte de los opinadores. Cuando la abstención supera la mitad del censo electoral, sobran las explicaciones basadas en una supuesta indiferencia de los electores virtuales. Si el pueblo no es indiferente al votar, tampoco lo será al no votar. Así como los electores reales determinan la legalidad de los elegidos, sea cual sea el número de votantes, la mitad más uno de los que estando censados no votan determina la ilegitimidad del sistema electoral. Si la totalidad de los votantes crea la legalidad de los resultados, como producto jurídico de la voluntad general salida de las urnas, la mayoría absoluta de censados que se abstienen de votar crea la ilegitimidad del sistema, como producto político de la voluntad general expresada con la determinación de no entrar en las urnas. El problema que esta situación anormal ocasiona es el mismo que el de todas las elecciones en las dictaduras. Son legales, pero ilegítimas. Sus resultados obligan en las leyes, pero no en las conciencias. Lo profundo, la ilegitimidad social, exige que lo superficial, la legalidad jurídica, se fundamente pronto, cuanto antes mejor, en la legitimidad de una nueva ley electoral. Ante las elecciones europeas, los pueblos han descubierto, con la práctica de su experiencia, lo que la ciencia política sabía sin experimentarlo. Esto es, que el sistema proporcional de listas de partido jamás puede ser legítimo por no ser representativo de los intereses de las sociedades o de los electores. La mayoría ya no vota porque sabe que su voto no tendrá más utilidad que la de afianzar a partidos estatales que, una y otra vez, sirven a sus propios intereses en el Estado, en lugar de promover los intereses sociales, esperados por electores legalmente incapacitados para exigir cuentas y responsabilidades a los elegidos. En otro artículo analizaremos por qué, siendo el mismo sistema electoral, la abstención no alcanza todavía en las elecciones nacionales la misma dimensión que en las europeas. En éstas, el efecto deslegitimador de la abstención no puede ser camuflado. En Budapest se ha celebrado un seminario de tecnócratas para orientar el voto en estas elecciones europeas, en Internet, hacia los partidos más europeístas. Uno de los participantes, el español José Ignacio Torreblanca, dice (El País, 25-6) que estas elecciones “marcarán un punto álgido porque el nivel de participación será tan bajo que la legitimidad democrática de la Unión Europea saldrá muy mal parada”. ANTONIO GARCÍA-TREVIJANO FORTE Diario de la República Constitucional
FLORILEGIO: "La legalidad sin legitimidad puede hacer grandes cosas. Nunca las mejores ni las adecuadas."

Etiquetas: , ,

27 de mayo de 2009

"PARTIDÓCRATAS"

En las elecciones legislativas nacionales, aunque no sean representativas de la sociedad civil ni de los electores, y aunque los votos no tengan el mismo valor en todas las regiones, acuden a las urnas alrededor de dos tercios del censo porque con ellas se renuevan o cambian los gobiernos de partido. El tercio restante se abstiene porque no quiere votar en un sistema de listas de partido que niega la posibilidad de elegir representantes personales de cada distrito electoral, y también porque rechaza que los gobiernos sean elegidos por los partidos presentes en el Parlamento, y no por sufragio directo de los gobernados. Dicho con términos simplificadores, participan en las votaciones los partidócratas y los oportunistas, se abstienen los demócratas y los indiferentes. Las elecciones europeas carecen del alcance político y del simbolismo de poder que tienen las elecciones nacionales. En primer lugar, sus resultados no afectan en modo alguno a los órganos ejecutivos de la UE -Comisión y Consejo-, designados por los Gobiernos nacionales. En segundo lugar, el Parlamento europeo no tiene siquiera el poder legislativo de un parlamento nacional. Se pueden contar los casos excepcionales donde Bruselas ha sido derrotada por Estrasburgo. Y en tercer lugar, la UE no es aún poder político unitario, constitucionalizado en el interior y reconocible en el exterior. En consecuencia, las elecciones a su Parlamento carecen de todo simbolismo de poder que las haga atractivas a las masas ajenas a la vida burocrática de los partidos. Por estas tres causas, la abstención en las elecciones europeas no tiene el mismo significado ni la trascendencia política que tendría en las legislativas nacionales. Lo cual no quiere decir que carezca de importancia, sobre todo si aumenta significativamente respecto de la anterior. Para Europa en general, la última encuesta indica una abstención del 66% (en 2004 fue el 55,5) y para España, del 73%. Si se cumple esta previsión, se confirmaría que, ante la impotencia de la UE frente a la crisis económica, los oportunistas españoles se separan de los partidócratas, a fin de que sean éstos quienes acudan solos a las urnas para dirimir la hegemonía electoral entre el PSOE y el PP, como ensayo general de las próximas elecciones nacionales. Lo cual abriría un nuevo campo de acción a los demócratas para atraerse el apoyo del oportunismo inteligente, del que sepa aprovechar la quiebra del sistema electoral de listas, creador de la incompetente y corrupta partidocracia, responsable de la crisis económica, para ir cuanto antes a la libre elección de diputados y elección directa del poder ejecutivo. Con la abstención electoral, el oportunismo espera la ocasión de encontrar posiciones de ventaja cuando la situación política actual entre en crisis. ANTONIO GARCÍA-TREVIJANO FORTE Diario de la República Constitucional

Etiquetas: , ,

25 de mayo de 2009

"LO QUE SE VOTA"

No se vota por votar. Cuando varias personas votan, aunque sea para divertirse con un juego donde se elija algo tan ineligible como la madre, se vota algo, por algo y para algo. Ningún cuerdo votaría nada, por nada diferente del gusto de votar y para nada que sea imposible de modificar con el voto. La cordura de los gobernados, en un Régimen de partidos estatales, consiste en votar toda cosa, sea o no susceptible de ser votada por su propia materia, para dar ajena razón de mando al partido que lo tiene o al que antes lo tuvo. Ninguno de ellos puede ser elegido, pues no es ese el fin de la votación, sino tan sólo votado en listas de afiliados para que, como consecuencia indirecta de preferencias sentimentales, siga gobernando el que está instalado en el fracaso o sea cambiado por el que antes fracasó. Pero en las elecciones europeas ni siquiera existe esta posibilidad de carambola de la trola legislativa en bola ejecutiva. Las cuestiones del qué, a quién o para qué se hurtan a unos ingenuos votantes que, contra el consejo dado a Perceval por su madre, antes de partir en busca del Santo Grial, se permiten la extravagancia de dar respuesta a lo que nadie les preguntó. En estas votaciones no se pregunta quién debe gobernar, sino a quién se prefiere, entre partidos estatales doctores en artimañas y legos en justicia, para legislar lo otorgado o permitido por el Poder europeo. Cuando se somete a votación popular algo que solo puede ser establecido por las creencias religiosas o por las leyes de la ciencia, se diviniza a los Parlamentos. Cuando éstos dictan leyes sobre materias decididas por el tiempo transcurrido, como lo que sea persona, nación o memoria histórica, se demonizan. La risa del tiempo irreversible, “ávido jugador que gana sin hacer trampas”, es satánica; Dios no ríe (Baudelaire). Si se votan listas de diputados a sede nacional, los Parlamentos se burocratizan y corrompen; si es a una sede sin facultad de contrariar a los gobiernos, se parasitan en el edén europeo. Votar para encarnar dioses o demonios legisladores es mitología. Hacerlo para dar empleo bien pagado a ociosos o zánganos de partido, en tiempos de paro miserable, es caridad inadecuada. Lo justo, por inteligente y bondadoso, sería poner en paro, mediante abstención general, al factor de la depresión económica, que no es, como se dice sin criterio, el motor de la codicia en los agentes del mercado, sin el que éste no existiría, sino la traidora irresponsabilidad de una clase política que lo pone en marcha constantemente, por sistema, contra los intereses de la sociedad civil, con la mecha de la corrupción en manos de gobiernos y diputaciones. El voto no electivo, como la ofrenda votiva, agradece un favor o lo espera. ANTONIO GARCÍA-TREVIJANO FORTE Diario de la República Constitucional Etiquetas: ,

24 de mayo de 2009

"EL RIESGO MORAL"

En economía se habla de mercados perfectos cuando los agentes que intervienen en él tienen un conocimiento igual de la realidad, pero cuando uno sabe demasiado y el otro, muy poco, el acuerdo se hace imposible. A esto se le llama tener “información privilegiada o asimétrica”. Un ejemplo de esto lo encontramos en los mercados de seguros. Como las aseguradoras saben menos que los asegurados tratan de mejorar su información con el fin de conocer mejor los costes de suministro del seguro. Esta asimetría produce otro inconveniente no menos importante: el riesgo moral. El concepto queda ilustrado en la siguiente frase: “si compensas a las personas cuando les sucede algo malo, quizás sean menos cuidadosas”. Observemos la vida cotidiana. Si el coche está asegurado contra el robo puede que no me importe aparcarlo en cualquier sitio, pero si no lo está, puede que prefiera un parking. Si me quedo en el paro y el Estado me ayuda puede que no busque otro trabajo igual que si no contara con ella. En la sociedad en que vivimos el riesgo moral es un problema inevitable. No obstante, si bien es imposible evitarlo por completo se puede intentar reducir. Aseguradoras y Gobiernos tratan de protegerse contra él. En el ámbito privado hay varios mecanismos. La búsqueda del beneficio hace que las empresas no ofrezcan seguros contra el embarazo o contra el desempleo, porque resulta evidente que es fácil concertar el despido o quedar embarazada. También opera el seguro de cobertura parcial con franquicia. Esta trabaja como un incentivo para reducir el riesgo moral porque intenta que el asegurado tenga un poco más de cuidado. En el ámbito público, a pesar del riesgo moral, la mayoría de los países occidentales han consolidado la ayuda al desempleo. ¿Están todos los países equivocados? Evidentemente, no. Si un Gobierno se ahorrase las ayudas, este seguiría teniendo parados porque estos dependen de causas objetivas económicas. Los Gobiernos cuando abonan el subsidio de desempleo piensan que lo hacen con la condición de que los beneficiarios estén buscando activamente trabajo, pero como son conscientes de la dificultad del control, prefieren satisfacer una exigua prestación durante un cierto tiempo. Si los Gobiernos pudieran medir el afán de búsqueda del trabajo podrían mejorar la prestación. Si pudieran condicionar la prestación a la formación, facilitarían la recolocación. Si implantaran severas medidas de control aquélla podría destinarse a quien lo necesitara realmente. Son situaciones que se compensan: es malo fomentar el desempleo, pero es bueno ayudar a quien no tiene ingresos. Un dilema para el que no existen formulas mágicas. Ante tanta incertidumbre hay algo cierto: ayudar a quien no tiene trabajo es algo propio de toda sociedad civilizada, porque si no podemos sufrir la maldición orteguiana: toda realidad que se ignora prepara su venganza. TONICO Diario RC

Etiquetas: ,

23 de mayo de 2009

-Artículos originales-

• "ILEGITIMIDAD ELECTORAL" (*) • "PARTIDÓCRATAS" (*) • "LO QUE SE VOTA" (*) • "EL RIESGO MORAL" (*) • http://acratasnew.blogspot.com (*) "Diario español República Constitucional" »*»

--

• Artículos relacionados,

• EUROPEAS: "RAZONES PARA NO VOTAR"

• EPM Pleyades: ¿Constitución Europea? - La Gran Mentira

• ¿CONSTITUCIÓN EUROPEA?: LA GRAN MENTIRA

TRATADO DE LISBOA: EUROPEOS AMORDAZADOS I

• TRATADO DE LISBOA: EUROPEOS AMORDAZADOS II

• HACIENDO FRENTE AL TRATADO DE LISBOA I

• HACIENDO FRENTE AL TRATADO DE LISBOA II

• PLAN BOLONIA Y LA EUROPA DE LOS MERCADERES

• PLAN BOLONIA: UNIVERSIDAD S.A.

• EL ORIGEN DEL SIDA

• SIDA, EBOLA, KISSINGER, ROCKEFELLER Y CIA

• EL INFORME KISSINGER

• INFORME ROCKEFELLER SOBRE POBLACION

• INFORME GLOBAL 2000 PARA EL PRESIDENTE

• INFORME IRON MOUNTAIN

• EXPERIMENTACIÓN: ARMAS BIOLÓGICAS I

• EXPERIMENTACIÓN: ARMAS BIOLÓGICAS II

• ¿CAMBIO CLIMATICO O GUERRA GEOFISICA? I

• ¿CAMBIO CLIMATICO O GUERRA GEOFISICA? II

• ¡NOS VIGILAN!

• Documeto de 23 pág. con enlaces de interés y,

un Curso de HTML muy útil. Comprimido en zip

• Clic y bajada directa. Nombre: Curso de H.T.M.L.zip

:::::::::::::::::::::::::top:::::::::::::::::::::::::

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada